madrid fusion
Menos vanguardia y más tradición
. La décimo segunda edición de Madrid Fusión ha comenzado hoy en el Palacio de Congresos de la capital de España. Doce años son muchos y este congreso gastronómico lleva ya un tiempo dando muestras de agotamiento.
La creatividad en la cocina, un auténtico fenómeno hace algo más de una década tanto en España como en el resto del mundo, se ha frenado de manera considerable, limitada a un número menor de cocineros de lo que se puede llamar vanguardia. Y eso se deja notar en una edición de Madrid Fusión que para llenar el programa ha tenido que recurrir a dedicar las tardes a la cocina tradicional.
De tal forma que por la mañana se celebran las ponencias más «modernas», agrupadas este año bajo el lema «Comer en la ciudad», y por la tarde una especie de congreso paralelo denominado «Saborea España» en el que destacados cocineros nacionales exponen sus trabajos y técnicas alrededor de la cocina tradicional y de sus productos. Complementado todo con actividades que buscan más la foto y el eco mediático que el verdadero interés de los congresistas.

Nunca mejor dicho según el poeta y filósofo español Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana, “Quien olvida su historia está condenado a repetirla”, Así que de vuelta a los pucheros, si viviera  Francisco Martinez Montiño,   un gran cocinero del siglo XVII, nos diria: “No corrais tanto que os dejais atras lo mejor”.

Anuncios