las pipirranas son ensaladas andaluzas, de ellas hay multitud de versiones  por toda nuestra geografía, en algunas provincias se elaboran picando tomate, cebolla, pimiento verde y pepino, todo ello cortado en taquitos mas o menos grandes, y terminándolas decorando con atún, huevos duros, aceitunas, etc.

La pipirrana jienense, es quizás la mas pobre en ingredientes, ya que solo se elaboraba con tomates pelados y un poco de pimiento verde,  todo ello cortado en tiras y decorando, en algunos casos con huevos duros.

El aliño  que se utilizaba para condimentarlas, se hacia, majando ajos, cominos y un poco de sal, y cuando estaban muy bien machacados, se le agregaba un poco de aceite y unas gotas de vinagre, quiero recordar que en algunas recetas también se mezclaba la yema de huevo duro en el majao,  obteniendo una
textura mas  cremosa.

Los salpicones
son similares a las pipirranas pero mucho más variados y atractivos, por su composición, siendo el alimento principal  el que le da el  nombre  (los de pulpo, moluscos, marisco, etc.)  Acompañando a las pipirranas y salpicones  hay otras ensaladas, que también se han ganado un sitio importante en nuestra gastronomía, como son: la ensalada de pimientos asados, la ensalada de naranja, (con bacalao, agujetas, o atún) y la ensalada de verduras (patatas cocidas, espinacas, judías verdes etc.)

Todas ellas, han sido una parte muy importante  de nuestra alimentación, así como las sopas frías, las verduras y las legumbres, las cuales debemos incluir en nuestra
alimentación diaria, por ser muy saludables, y además baratas, (siempre regadas con nuestro aceite virgen extra) el único inconveniente, es que no pueden permanecer mucho tiempo hechas, pues se ponen acidas rápidamente, si queremos que nos duren  algo mas de tiempo debemos aliñar solo la que nos vallamos a comer en el día.

Anuncios